martes, 8 de diciembre de 2009

Decisión



Elegí dos películas de Woody Allen que se que te gustarían, y encontré por fin el lugar perfecto para una cena romántica.

Tengo la canción perfecta para cantarte y tres platos que me animaría a cocinarte (sin demasiadas garantías)

Encontré el lugar más lindo para andar en bicicleta y luego pasarnos la tarde hablando tonterías.

Solo que no me animo a decírtelo.

8 comentarios:

elparagüero dijo...

menos mal que vuelves a escribir, menos mal que vuelven los jinetes, por los pasajes del silencio
menos mal...

Margot Tenenbaum dijo...

Las películas, Zelig y Manhattan. El lugar perfecto, el espacio abierto de tu jardín poético. La canción perfecta, Yellow Submarine. Los platos, ravioles a la bolognesa, niños envueltos, kanikama con salsa agridulce. El lugar para andar en bicicleta va por tu cuenta, las tonterías por la mía.
Tu prosa es lacónica y precisa. Sos una mujer griega ocupándose de la economía del lenguaje. Que nadie hable de más, que sólo se diga lo absolutamente necesario.
Pero decí un poco más, por favor. Todavía te queda mucho por decir. Animate.

Duenda. dijo...

no es de woody allen, pero tienes que ver "quiéreme si te atreves" (el título original es "cap ou pas cap", cine francés).

me voy a estudiar. qué bien que estés por el ciberespacio.

d.

Anoushka dijo...

Paragüero: menos mal que existis vos que has perseverado tanto en tu pedido que me has inspirado. Gracias.

Margot: Quizás te haga caso. Por lo pronto vamos a andar en bici.

Duenda: venite a Argentina y la vemos juntas. Lo ansío.

O. dijo...

Nada es lo que parece: http://opalazon.blogspot.com

Vielov Spalov dijo...

Con tiempo te diré más. Ahora te saludo,y beso.

P dijo...

Anímese, m'hija...

mART! dijo...

hola! me encantó tu blog!
soy compañera tuya en el seminario de música de la facu!
;) genial!
nos vemos